DIRECTORIO       SECTORES       CONTACTO    Consulte más empresas y publicaciones en nuestro nuevo Directorio:
 » Directorio » Sectores » Calidad de Vida » Laboratorios Farmacéuticos » Chiesi España  

 

Chiesi España, S.A.
Berlín, 38-48 7ª Planta
08029 Barcelona
Tel. 93 494 80 02 Fax 93 494 80 20
www.chiesi.com

 

ENTREVISTA
Manel Vives
Director General de Chiesi España

“La accesibilidad a la píldora del día después
debe ser entendida como una ventaja para la población,
nunca como un inconveniente”

Desde el pasado mes de octubre, la Conselleria de Salut de la Generalitat de Catalunya dispensa gratuitamente y sin receta médica la píldora del día después en 280 centros sanitarios de Catalunya, una iniciativa que se ampliará en el mes de diciembre y se hará extensible a los 509 centros de atención primaria.

Entrevistamos a Manel Vives, Director General de Chiesi España, laboratorio que comercializa la píldora del día después, para preguntarle su valoración al respecto.

¿Cómo se valora desde Chiesi el hecho de que la píldora del día después se distribuya gratuitamente, como en el caso de Catalunya?

Muy positivamente, pero esto sólo ocurre en algunas Comunidades. Las primeras fueron Andalucía, Extremadura, Navarra... a las que recientemente se han unido también Catalunya y Madrid.
Obviamente el producto en estas Comunidades es más accesible a la población y, por tanto, desde nuestro laboratorio creemos que representa una mejora, por lo que nuestra valoración es, como decía, muy positiva. Sin embargo aún queda camino por recorrer, porque en el resto de España todavía no ha llegado esa distribución gratuita de la que hablamos.

¿Esta mayor accesibilidad puede conllevar riesgos derivados por un mal uso o uso indebido?

En absoluto. La accesibilidad debe ser entendida como una ventaja para la población y nunca como un inconveniente. Existen estudios que demuestran que no existe abuso ni tampoco un incremento en la incidencia de enfermedades de transmisión sexual relacionados con una mayor accesibilidad de la píldora del día después.
En cualquier caso la contracepción de urgencia no debe sustituir la prevención ni el uso de los métodos anticonceptivos habituales. Se trata de evitar embarazos no deseados, por ejemplo en el caso de rotura del preservativo.

En caso de necesidad, ¿dónde se debe ir a buscar Norlevo, la píldora del día después?

En aquellas Comunidades en las que el producto no es gratuito, se debe adquirir en la farmacia, pasando previamente a buscar la receta por la consulta, generalmente del médico de atención primaria, del servicio de urgencias de algunos hospitales o por un centro de planificación familiar.
En las Comunidades en las que, como Catalunya, el producto se dispensa gratuitamente, la píldora del día después se facilita directamente en esos centros sin pasar por la farmacia.

Ha dicho en los servicios de urgencia de algunos hospitales... ¿por qué no en todos?

Porque hay centros que consideran que la posibilidad de un embarazo no deseado no es una urgencia médica grave, en comparación con los accidentados y el tipo de pacientes con riesgo evidente de su vida que reciben a diario un servicio de urgencias. Tampoco hay muchos centros de salud abiertos 24 horas y, mucho menos, centros de planificación familiar.

Por tanto hablamos de un producto gratuito pero no siempre fácil de conseguir, sobre todo a según que horas, ¿no?

Efectivamente. El producto es gratuito pero no es tan accesible como a primera vista pueda parecer. A nuestro entender la solución es muy sencilla: el producto debería dispensarse en las farmacias sin necesidad de receta. Es el lugar donde normalmente se dispensan los fármacos y aunque sólo sea por número de farmacias comparado con el de los otros centros, el producto sería realmente mucho más accesible. En la mayoría de países avanzados de nuestro entorno cercano funciona así.

Gratuita y accesible ¿éste es el objetivo final?

Creo que sí. Y aunque parezca que es un producto dirigido a las jóvenes, debe ser accesible para todas las mujeres, porque no sólo las adolescentes tienen relaciones sexuales... Cada vez más, las sociedades médicas insisten en que el riesgo de un embarazo no deseado está presente desde la adolescencia hasta la menopausia. La rotura de un preservativo, el olvido en las tomas de la píldora, un parche anticonceptivo que se despega, una expulsión de DIU, una relación ocasional sin protección, le puede ocurrir a cualquier mujer en edad fértil y no sólo a las adolescentes.

¿Existen alternativas a la píldora del día después?

Rotundamente, no. En España sólo está autorizado Levonorgestrel como contraceptivo de emergencia. Antes de la autorización de Levonorgestrel se utilizaban dosis altas de anticonceptivos convencionales, pero las mujeres deben saber que esta práctica tiene un riesgo de efectos secundarios importante y además es tres veces menos eficaz que la píldora del día después. En algunos centros, cada día menos, aún se utiliza este método obsoleto, denominado Yuzpe, y entendemos que es así por un motivo exclusivamente económico.

¿Cree que las administraciones públicas han antepuesto el criterio económico al criterio científico?

Obviamente el criterio utilizado ha sido el científico y el de la calidad. No existe ninguna administración que recomiende y/o utilice el método Yuzpe. Todas las Comunidades emplean y recomiendan el único fármaco autorizado para la contracepción de emergencia, que es el Levonorgestrel. Además, el método Yuzpe no está legalmente autorizado en España como contraceptivo de emergencia.

Además de la píldora del día después, ¿qué otros productos de investigación ha desarrollado Chiesi?

Muchos, pero me gustaría remarcar dos de ellos. Uno es Curosurf, un surfactante pulmonar que se utiliza en los niños prematuros con distress respiratorio y que ha salvado la vida de muchos de ellos en el mundo. Salvar una vida y sobre todo la vida de un niño prematuro siempre representa un motivo de gran satisfacción por lo que en Chiesi estamos plenamente orgullosos de ello. Hoy día hay muchos niños vivos gracias a Curosurf...
El otro producto, también muy interesante, es Artedil, un antihipertensivo excelente, nominado a los prestigiosos premios Galien 2004.

Chiesi España
La píldora del día después: Por una segunda oportunidad...

Es domingo. María y Juan, con 16 años, deciden tener su primera relación sexual. Se les rompe el preservativo. Saben que existe la posibilidad de tener un embarazo no deseado y acuden al médico en busca de una segunda oportunidad....
Ana, de 35, tiene pareja estable desde hace años y utiliza anticonceptivos hormonales. Ayer olvidó una de sus píldoras. No sabe si está protegida frente a un embarazo no deseado, ni que tiene una segunda oportunidad...
El riesgo de quedarse embarazada sin haberlo planificado preocupa también a Carmen, de 47 años. Pero tiene una segunda oportunidad...

Actualmente en España más de 7 millones de mujeres utilizan de forma habitual métodos anticonceptivos en sus relaciones sexuales. Sin embargo, a pesar de la información y el acceso a las diferentes opciones de anticoncepción, todavía hay más de 3 millones de mujeres que no se protegen frente al riesgo de embarazo no deseado.
La Organización Mundial de la Salud planteó ya hace años el problema que constituye el riesgo de embarazo no deseado, como un común denominador en todos los países y decidió que, aunque cada año se investiga sobre la mejora y desarrollo de nuevos métodos anticonceptivos cada vez más eficaces, más seguros y más accesibles, había que investigar también en otra dirección: ¿qué hacer si se produce un fallo en el método utilizado o si no se usa? ¿cuántas mujeres más tienen que cruzar los dedos cada vez que sepan que han sufrido un fallo o no han usado ningún método anticonceptivo? Era preciso avanzar en la anticoncepción de emergencia...

Levonosgestrel, un medicamento esencial

Por todo ello, se decidió crear un grupo de trabajo en el que participaron las mejores organizaciones de expertos en salud de la mujer, con objetivo de promover la investigación y el desarrollo de un fármaco capaz de prevenir embarazos no deseados en todo el mundo.

En 1998, la prestigiosa revista científica The Lancet, publicaba los resultados de su investigación, que comparaba Levonorgestrel frente al tradicional método de Yuzpe (hasta la fecha la única opción en prevención de embarazos), fruto de la combinación de anticonceptivos hormonales convencionales. Los resultados fueron aplastantes: Levonorgestrel (gestágeno presente habitualmente en los anticonceptivos hormonales) reducía a un 1,5% la posibilidad de un embarazo no deseado.

Este fármaco, compuesto por dos comprimidos que se toman juntos y administrados dentro de las 72 horas posteriores a la relación sexual sin protección o al fallo del método anticonceptivo, consigue un éxito en la prevención de embarazo no deseado del 95%, si se toma dentro de las primeras 24 horas; del 85%, si se toma entre las 24 y 48 horas; y de un 58%, entre las 48 y 72 horas.

Su alta eficacia va unida a una gran seguridad del producto, ya que presenta tres veces menos reacciones adversas que el método Yuzpe, asegurando una mejor absorción del medicamento al presentar menos vómitos. Sólo presenta una contraindicación: la hipersensibilidad al propio componente Levonorgestrel. No existe ninguna otra, dado que su mecanismo de acción actúa fundamentalmente de dos modos: inhibiendo la ovulación y alterando el endometrio del útero para evitar la implantación del óvulo fecundado. Ni siquiera un embarazo es una contraindicación ya que, si una mujer embarazada tomara Levonorgestrel, seguiría adelante con el embarazo, puesto que se trata de un producto no abortivo e inocuo para el desarrollo del feto.

La Organización Mundial de la Salud decidió entonces que, dada la alta eficacia de Levonorgestrel, la gran seguridad que presentaba y su fácil forma de administración, debía ser contemplado como Medicamento Esencial por todos los profesionales médicos. Es decir, como un medicamento básico, indispensable e imprescindible para el fin contemplado, además de asequible en todo momento y a todos los segmentos de la población. La razón era clara: la prevención de embarazos no deseados es una prioridad en todo el mundo, por sus consecuencias económicas, sociales y, por encima de todo, humanas.

De este modo, las recomendaciones actuales de la OMS marcan que, siempre y cuando exista Levonorgestrel, ése será el fármaco de elección en anticoncepción de emergencia.

Garantizando una mejor planificación de la reproducción

Desde la publicación del primer estudio sobre Levonorgestrel hasta hoy, el fármaco ha conseguido estar presente en más de 50 países, cifra que cada año va en aumento.

Dada la relación directa entre la eficacia del producto y el tiempo de administración (“cuanto antes mejor”), en la mayoría de los países se ha determinado que la mayor cobertura sanitaria para garantizar la accesibilidad al producto, pasa por dispensarlo directamente en las farmacias, sin necesidad de receta médica. Así ocurre en Francia, Portugal, Suiza, Bélgica, Reino Unido o Dinamarca, lo que contribuye a aumentar la probabilidad de tomarlo dentro de las primeras 24 horas, tiempo en que la eficacia del fármaco es mayor.

Esta forma de dispensación, unida a un programa sanitario que abarca desde el colegio a todos los profesionales médicos, formando e informando sobre la sexualidad, los métodos anticonceptivos en general y la anticoncepción de emergencia en particular, son las armas con que cuentan estos países para reducir sus tasas de abortos y garantizar una mejor planificación de la reproducción, a la que toda mujer y toda pareja tiene derecho.

En España, desde el año 2001, año en que la Agencia Española del Medicamento autorizó Levonorgestrel como anticonceptivo de emergencia, cualquier médico tiene obviamente la facultad de prescribirlo. Sin embargo, dadas las circunstancias en las que se suele necesitar la anticoncepción de emergencia, lo más habitual es que sean los Centros de Planificación Familiar, médicos de urgencias y ginecólogos, los que reciben más consultas sobre la prevención de embarazos no deseados.

Uno de los aspectos que hoy en día más preocupan a los profesionales es el posible mal uso o abuso de la anticoncepción de emergencia. Al respecto, cabe resaltar que, estudios publicados en países donde la accesibilidad a la píldora del día después a través de las farmacias es total muestran que las mujeres no abusan del fármaco, ya que son conscientes de que es un método anticonceptivo de emergencia y, por tanto, al que hay que acceder cuando la emergencia está presente y en ninguna otra circunstancia.

 
 
   


Estudios de Prensa Industrial S.L. • Teléfono 93 292 40 90 • www.epiprensa.comepiprensa@epiprensa.comTodos los sectores  • Nota legal