DIRECTORIO       SECTORES       CONTACTO    Consulte más empresas y publicaciones en nuestro nuevo Directorio:
 » Directorio » Sectores »  Paisajismo, Agricultura y Cosechas » Paisajismo » Factors de Paisatge  

 

FACTORS DEL PAISATGE
Rector Ubach, 12 3º-1ª - 08021 BARCELONA
Tel. y Fax: 93 209 03 64
e-mail: fpaisatge@telefonica.net

 

 

ENTREVISTA

Manuel Colominas Golobardes, responsable de Factors de Paisatge

“La función del paisajista es dotar de sentido a un espacio”

Factors de Paisatge es un despacho especializado en la realización de proyectos de paisajismo, actividad que desarrolla desde hace más de dos décadas. Hablamos con su responsable, Manuel Colominas Golobardes, Agrónomo y Geógrafo, quien nos dio su visión acerca del sector y dibujó los rasgos de su filosofía de trabajo.

- ¿Cómo definiría la actividad de Factors de Paisatge?

- Elaboramos proyectos de paisajismo, tanto para espacios y parques públicos como para jardines privados. Nuestra idea base no es otra que transformar y mejorar el entorno, algo que llevamos haciendo desde hace más de veinte años. Hoy somos un equipo multidisciplinar en el que trabajamos agrónomos, geógrafos y arquitectos, lo que nos ha permitido trabajar fundamentalmente en Catalunya, pero también en otras partes del estado, como Toledo, Palma de Mallorca o Granada.

- ¿A quién dirigen sus servicios?

- Hoy somos un equipo reducido, formado por cinco personas. De todos modos, tenemos la capacidad suficiente para ampliar la estructura en función del trabajo que tengamos, ya sea propio o derivado de la colaboración con otros despachos de Barcelona, fundamentalmente arquitectos que delegan en nosotros los proyectos de paisajismo, nuestra especialidad.

- ¿Cuál es la filosofía de Factors de Paisatge?

- Procuramos dar una respuesta a cada necesidad desde el medio natural, sin dejar de lado el diseño y, sobre todo, la funcionalidad. Mientras otros despachos apuestan más por llevar una línea formal similar a la de la arquitectura, nosotros intentamos ofrecer una visión más amplia que gracias a nuestra formación se basa, además de en la arquitectura, en la agricultura o la geografía.
Creo que el paisajismo debe ser una suma de las cualidades y las herramientas de diversas disciplinas; sólo así se puede ofrecer una visión completa y sin distorsiones que permita obtener resultados óptimos.

- ¿Existe ya una cultura al respecto?

- Cada vez más, sobre todo en el ámbito público. Hace unos años, la administración que gestionaba estos temas estaba marcada por una ignorancia total que, afortunadamente, ya ha cambiado. Los organismos públicos han alcanzado una madurez que no existe en el cliente privado en comparación, por ejemplo, con países como Francia o Inglaterra, donde existe una gran tradición histórica no sólo en paisajismo, sino también en jardines.

- ¿Cuál debe ser, en su opinión, la función del paisajista?

- La función del paisajista es dotar de sentido a un espacio. Me explico: si uno traza una autopista, ésta tiene sentido porque es una vía de comunicación, pero los márgenes no son nada. El paisajista es quien da sentido a esos márgenes tanto desde un punto de vista funcional como estético, es decir es aquel individuo que recicla y recupera campos y paisajes. Esa es nuestra línea y esa debe ser, a mi entender, la función del paisajista. También debe actuar en función del entorno y del cliente para el que trabaje, porque un parque en la cordillera prelitoral debe ser diferente de otro situado, por ejemplo, en el interior de Catalunya.

- En paisajismo, ¿funcionalidad o estética?

- Hay que combinar ambas cosas, porque la estética no debe renunciar a la funcionalidad. De todos modos, nuestra visión es que en este sector lo primero es resolver los problemas que se planteen en cada espacio. Sería un error imperdonable intentar hacer un lugar bonito si no responde a las necesidades que pretender solventarse.

- ¿Qué importancia tiene el factor económico en este sector?

- Es muy importante. Determinante, me atrevería a decir. Y creo que esto está, de nuevo, ligado a la falta de tradición. A nivel formativo, por ejemplo, Estados Unidos lleva muchos años en la brecha, mientras que aquí hace sólo dos años que se licenció la primera promoción de paisajistas. Supongo que, una vez que se tome consciencia de que existen profesionales cualificados y preparados capaces de ofrecer soluciones adecuadas en este ámbito, este tema se modificará; es una cuestión de tiempo.

Piense que, hasta hace poco, los únicos jardines que había en Barcelona eran los de la alta burguesía y que, por poner un ejemplo, el primer parque de la ciudad, el de la Ciutadella, se construyó en 1888 para responder a los problemas de densidad de la época. En cambio, en los últimos veinte años se han construido cincuenta o sesenta parques públicos. Por eso digo que es una cuestión de tiempo.

- Y de concienciación ecológica...

- Sin duda. El gran motor del auge del paisajismo en los últimos tiempos ha sido la consciencia ecológica unida al hecho de que podemos transformar positivamente el entorno porque nuestra capacidad técnica ha evolucionado muchísimo. Hoy, la combinación de técnica y respeto medioambiental hace que la formación en temas de paisaje y preservación del entorno sea la gran doctrina que está moviendo al sector.

- ¿Podemos hablar de una línea propia en los trabajos de Factors de Paisatge?

- No, y creo que no debemos tenerla. Así como en la arquitectura hay estilos y escuelas que hacen que cada profesional impregne con su huella sus obras, el paisajismo no tiene que ir por ese camino. Nosotros nos llamamos “Factors de Paisatge” porque nos consideramos un elemento más, un actor que tiene unos procesos concretos que realizar y que parten del estudio del entorno. Sumamos el proceso natural y la consciencia de nuestro estilo al entorno y a lo que se pretende conseguir. Si existe una línea identificativa, ésta está muy diluida, porque lo que nos condiciona es el lugar. Quizás en un jardín privado sí haya algo más de manos libres, pero no hay que perder de vista que un jardín en un edificio histórico no puede ni debe ser igual al de una finca rústica.

- ¿Qué papel juegan los nuevos materiales en el paisajismo?

- Creo que el paisaje es fruto de la técnica del hombre, no tanto de los materiales. En el siglo XIX había un paisaje fruto de la técnica que existía entonces y creo que la modernidad está condicionada más por la evolución de técnica que por los materiales, ya que nos permite actuar de forma diferente.
De todos modos, el paisaje no deja de ser una moda y a veces se confunde la modernidad con el material. Da igual si usamos madera o plástico para algunos elementos: si se emplea uno u otro es por la capacidad que hemos desarrollado. Imagínese el método de construcción del jardín de Versalles en el XVII, hecho a golpe de pico y pala, o si se tuviera que hacer con las máquinas de hoy. Todo es una cuestión de técnica.

- ¿Cuáles son los planes de futuro del despacho?

- Queremos continuar igual. Siempre nos hemos definido como artesanos, lo que nos ha hecho carecer de un prisma estrictamente empresarial. Dada nuestra condición pequeño despacho, podemos permitirnos tener una visión más romántica y dinámica de nuestro trabajo. De todos modos, la cada vez mayor demanda hará que tengamos que reorientar ese enfoque y que debamos que replantarnos nuestra estructura. Eso sí, sin perder nunca nuestra filosofía ni nuestra visión del paisajismo.

- ¿Puede citar algunas obras que hayan efectuado?

- Distinguiría dos niveles. Nos hemos encargado de los temas de paisajismo del Nudo de la Trinitat o del Parque del Poble Nou, ambos en Barcelona y en colaboración con los arquitectos que los realizaron y firmaron su autoría.
A nivel de parques hechos por nosotros, podemos citar el Parc Bosc de Figueres, el Parc de Can Falguera (Sant Feliu de Llobregat) o el Turó de Can Matas (en Sant Cugat del Vallès), además de multitud de jardines para clientes privados.

 
 
   


Estudios de Prensa Industrial S.L. • Teléfono 93 292 40 90 • www.epiprensa.comepiprensa@epiprensa.comTodos los sectores  • Nota legal