DIRECTORIO       SECTORES       CONTACTO    Consulte más empresas y publicaciones en nuestro nuevo Directorio:
 » Directorio » Sectores » Servicios  » Abogados - Asesoramiento Jurídico » Asesoramiento AFC  

Asesoramiento AFC

 

ASESORAMIENTO AFC
Paseo de Gracia, 86 4ª Planta – 08008 BARCELONA
Tel. 93 215 67 98 – Fax 93 215 66 73

 

Andrés Eugenio Flores Cazorla, abogado y responsable de Asesoramiento AFC

“Las empresas valoran un contacto el directo, fluido y estable de un despacho especializado”

Asesoramiento AFC es un despacho de abogados especializado en dos áreas del derecho mercantil: el derecho concursal y el urbanístico. Para conocer en profundidad qué servicios ofrece a sus clientes y cuál es su filosofía de trabajo, hablamos con Andrés Eugenio Flores Cazorla, fundador y cabeza visible de este bufete barcelonés.

   

¿Cuándo decidió establecer su propio despacho?

Fue en los años setenta. Acabé la carrera en 1965 e inicié mi andadura profesional en la asesoría jurídica de Renfe, donde permanecí durante dos años. Después pedí la excedencia y comencé a colaborar con dos de los principales bufetes de abogados de Barcelona, el de José Antonio Ramírez López -sin duda, el mejor procesalista que ha dado este país y una eminencia en la materia- y el de Trias Fargas. Tras acumular una larga y productiva experiencia, tres años después decidí independizarme y ofrecer mis servicios de forma directa a los cliente, al tiempo que compatibilizaba esa labor con la de catedrático de derecho concursal en la Universidad de Barcelona, cargo que ocupé hasta 1975.

¿Por qué esa especialización en dos áreas tan concretas?

En el momento en que tomé esa decisión, el derecho concursal -el relativo a suspensiones de pagos y quiebras- no estaba demasiado valorado dentro del ámbito jurídico y, en no pocas ocasiones, quienes llevaban este tipo de caso eran despachos más generalistas. Vi que había un camino que podía recorrerse para que las empresas en este tipo de situaciones recibieran un servicio directo, especializado y de calidad.
En cuanto al derecho inmobiliario y urbanístico, Asesoramiento AFC comenzó a trabajar esta disciplina en 1985. Poco a poco este departamento ha ido ganando terreno, especialmente en los años de bonanza económica, que han hecho disminuir notablemente los casos de suspensión de pagos y de quiebra.

¿Con qué estructura cuenta actualmente el bufete?

Hoy tenemos despachos abiertos en Barcelona (donde está la sede central), Málaga y Palma de Mallorca. En total somos cinco abogados, entre los que están dos de mis hijos. Creo que es una estructura lo suficientemente flexible como para atender a las empresas de forma directa y personalizada.

¿Cómo definiría la filosofía de trabajo del despacho?

Sin duda, lo que más nos define es nuestra vocación de servicio al cliente. Creemos que las empresas valoran por encima de todo que puedan tener un acceso fluido, permanente y sin filtros a sus asesores legales y eso es algo que, por regla general, no pueden ofrecer los grandes despachos. Piense que la gran mayoría de casos y tramitaciones los llevo yo mismo de forma directa. Gracias a esa política, hemos logrado una clientela fiel, satisfecha y que aprecia la confianza mutua y la discreción, además de la eficacia, claro está.

¿Cuál es el perfil del cliente para el que trabaja Asesoramiento AFC?

Al haber dos áreas de trabajo hay también otros tantos tipos de clientes. En el derecho concursal prestamos servicio a empresas de cualquier sector que necesiten un asesoramiento legal a la hora de afrontar situaciones económicas comprometidas, como las suspensiones de pagos o las quiebras que pueden afectar, dada la legislación vigente, al patrimonio personal o familiar del empresario.
Si hablamos de derecho inmobiliario y urbanístico, nuestros clientes son básicamente constructores, promotores o propietarios de suelo. Todos ellos valoran mucho nuestra capacidad para asesorarles de forma integral, desde los procesos de transformación de suelo rústico en urbano hasta cualquier otro aspecto. Tanto en el campo concursal como en el urbanístico, nuestra política de acción se basa en el pacto antes que en el litigio, puesto que está demostrado que es la mejor opción para alcanzar un acuerdo satisfactorio para ambas partes.

En su opinión, ¿existe entre las empresas una cultura del derecho preventivo?

Cada vez más, aunque aún queda cierto camino por recorrer. En cualquier caso, la labor del abogado para concienciar al empresario es básica para hacer ver al cliente que un asesoramiento previo puede ayudarle a la hora de tomar la decisión más acertada, y no hablo de la dirección de la empresa, sino de realizar una u otra transacción. Las grandes multinacionales lo tienen muy claro, pero cuando hablamos de pequeñas o medianas empresas familiares, hay que realizar una cierta labor pedagógica para que el empresario evite los problemas que mezclen su patrimonio empresarial con el familiar.

¿Qué objetivos de futuro se ha marcado su despacho?

El abogado “artesanal”, el de toda la vida, se está perdiendo cada vez más en las grandes ciudades, y eso es una pena porque las empresas valoran el nivel de servicio directo que son capaces de ofrecer. Nuestro objetivo es intentar, en la medida de lo posible, mantener el servicio directo, la especialización en las dos áreas que tocamos hoy en día y, sobre todo, la calidad, la eficacia y la fidelización de nuestros clientes. Después de casi cuarenta años de experiencia, creo que el camino está trazado y por él queremos seguir.

 
 
   


Estudios de Prensa Industrial S.L. • Teléfono 93 292 40 90 • www.epiprensa.comepiprensa@epiprensa.comTodos los sectores  • Nota legal